Martes, 27 Junio 2017
 
Main Menu

Federación Latinoamericana de Colegios de La Compañía de Jesús

Videos Curso de Pedagogía
Ignaciana de la FLACSI




Logo

Quien esta en linea
Tenemos 55 invitados conectado(s)
Noticias Archivadas
  
 Certificado N° SC 4164-1
Día de las manos rojas: nuestro compromiso con la misión de reconciliación y justicia PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

Por: Esteban Morales Herrera, SJ

“En la fe, sabemos que, a pesar de las dificultades y problemas de nuestro tiempo, Dios no cesa de trabajar por la salvación de todos los pueblos y aun de toda la creación. Creemos que Dios continúa su obra de “reconciliar el mundo consigo en Cristo” (Congregación General 36, D.1, 40)

El Colegio San Pedro Claver está celebrando sus 120 años de fundación y desde ese horizonte conmemoramos el día de las Manos Rojas el pasado 10 de febrero[1].  Una conmemoración que sentimos gracias al renovado compromiso por construir una comunidad educativa que se funda desde la cultura de paz.

Así, durante la jornada escolar en la sección de bachillerato y en la sección de infantiles, se realizó la acción simbólica de pintar nuestras manos de rojo y justamente expresar nuestra solidaridad por las víctimas de las guerras absurdas que vive el mundo.

 



En este sentido con la motivación de uno de los énfasis que animan la formación claveriana para este 2017,  “Yo le aporto a la paz”, pudimos captar el sentido profundo que tiene la defensa de la dignidad humana. Claro está, que caemos en la cuenta de que todo cuanto atenta contra la dignidad humana, especialmente, la de los niños y niñas, hunde sus raíces en una crisis del espíritu, una crisis donde todos los seres humanos perdemos.



De este modo lo manifiesta el Servicio Jesuita a Refugiados: “En Colombia, el Congreso de la República por medio de la Ley 833 aprobó el protocolo y se comprometió a adoptar estas medidas para evitar que las personas menores de 18 años participen en el conflicto armado. A pesar de esto, ejércitos oficiales e ilegales actualmente reclutan niños y niñas en sus filas[2], obligándolos a realizar tareas pesadas y peligrosas y vulnerando sus derechos fundamentales como vivienda, salud, educación, recreación, etc., ocasionando en ellos y ellas traumas importantes en sus vidas”.



Ante la consciencia inquieta de saber que aún hoy contamos con más de 300.000 niños usados como soldados, podemos no menos que sentir una compasión naciente, quizás aún germinal.  Al ser germinal sentimos el entusiasmo vivo de saber con esperanza cuánto tendremos por el camino, en la gestación de una Colombia que vive desde la paz querida. Nos resulta iluminador lo que la reciente Congregación General de la Compañía de Jesús nos dice respecto de la misión nuestra de ser compañeros en la misión de reconciliación y justicia,  “en un mundo que pierde el sentido de Dios, nosotros debemos buscar una más profunda unión con Cristo en los misterios de su vida. A través de los Ejercicios, nos apropiamos del estilo de Jesús, de sus sentimientos y de sus opciones”  (CG 36, D.1, 18).  En consecuencia, encontramos el sentido más real y profundo del día de las Manos Rojas, viendo a Jesús mismo sufriente en quienes son víctimas de la violencia. Y lo sentimos así a nuestro lado alentándonos a transformar “a tiempo y destiempo” (2 Tim 4, 2) nuestro mundo en un lugar más inclusivo, pacífico y respetuoso de los más frágiles.

Fuente: 


[1] El  12 de febrero se conmemora[1] el Día de la Mano Roja, una iniciativa mundial contra el uso de los niños y niñas como soldados. Sus orígenes se remontan a Alemania en 1997, donde surgió a manera de protesta ante el reclutamiento de niños/as en el conflicto armado de Ruanda. A raíz de ello, desde el 2002 entró en vigencia en el Protocolo Facultativo de la ONU condenando el uso de menores de 18 años en cualquier conflicto armado.

 

[2] Según UNICEF, en el presente hay más de 300.000 niños que están siendo utilizados como soldados, en países como Afganistán, Uganda, Irak, Israel, Somalia y Colombia.

 
 
 
 
© 2007 ACODESI | Joomla GNU/GPL License
Template diseñado por Laprog Software S.A.